Hoy voy a hablar de una lectura que he finalizado hace unas pocas semanas, El Pequeño Libro que aún Vence al Mercado de Joel Greenblatt. El título del libro nos podría hacer pensar que estamos ante el clásico libro que nos presenta una fórmula mágica para ganar en bolsa, de hecho el autor repite constantemente que tiene la fórmula mágica para tener éxito en el mercado a largo plazo.

¿Estamos ante un clásico vendehumos de los que por desgracia tanto abundan en el mundo de la inversión?

No tenían del Costa pero del Starbucks también nos vale.

 

Nada más lejos de la realidad. Greenblatt no es un escritor que se dedique a hablar de inversión, sino que es un inversor que en algunas ocasiones hace de escritor, lo cual es un matiz que considero muy importante a la hora de dar crédito a alguien en este campo.

El Pequeño Anexo Sobre el Ruido:

Cuando escuchéis a alguien hablar de bolsa, finanzas o inversiones haceos las siguientes preguntas:

¿Esta persona invierte o solo se dedica a dar charlas, consejos, conferencias, escribir libros y salir en la TV?
¿Hay algo que demuestre el trackrecord inversor de esta persona?
¿Sus esfuerzos se centran más en el marketing de sus productos que en dedicarse a la inversión?
Si su método es tan bueno y tan eficaz. ¿Que hace malgastando su tiempo explicando a los demás como invertir en lugar de seguir haciendo crecer su bola de nieve a base de interés compuesto?

Si el ROI de escribir libros y dar cursos del gurú en cuestión es superior al ROI de sus inversiones es inmediato concluir que el valor de su método o enseñanzas es nulo.

Después de este pequeño anexo sobre el ruido a la hora de informarse en el mundo de la inversión sigamos con el caso que nos ocupa.

Joel es un inversor consagrado, conocido por ser fundador de Gotham Capital por lo que tanto su trackrecord como todo tipo de información sobre su persona y su filosofía de inversión los podéis encontrar a golpe de Google.

Quizás un episodio menos conocido por el público en general sea su participación como seed investor en Scion Capital.

En esta escena de la película The Big Short podemos ver a Greenblatt (renombrado como Lawrence Field en el film) oponiéndose a la decisión de Michael Burry de invertir prácticamente la totalidad del fondo en CDS sobre CDO sobre MBS.

La historia dio la razón al Dr. Burry con jugosos retornos al finalizar la operación, sin embargo no es difícil entender el enfado y ponerse en la situación de Greenblatt al ver como su dinero queda retenido en una estrategia cuanto menos sofisticada, que se desvía de la aproximación value, o al menos lo que tradicionalmente se conoce como value. Este tema podría dar para un post en si mismo por lo que lo dejaremos aparcado para una futura entrada y nos centraremos en el libro.

Yo he venido aquí a hablar de mi libro

La tesis del libro se centra en comprar empresas de calidad a precios baratos – ¡Vaya, menuda novedad! – la magia reside en que el autor demuestra de una manera empírica a través de un análisis de datos históricos como esta forma de inversión bate al mercado de manera sostenida.

Parámetros de la fórmula mágica:

  • Retorno sobre el capital: EBIT/(Capital neto circulante + Activos fijos)
  • Rentabilidad: EBIT/EV

La magic formula no es otra cosa que aplicar esta filosofía de manera sistemática haciendo un screening de estas acciones de manera anual y comprándolas, de esta forma algunas acciones lo harán bien al cabo del año y otras no pero en promedio y a lo largo del tiempo repitiendo y rotando la cartera según esta estrategia los resultados serían positivos.

Ya de por si esta es una aportación muy interesante por parte del autor, especialmente para aquellas personas que quieran invertir de una manera relativamente sencilla y sistemática.

No obstante más interesante aún que el propio método es el razonamiento que subyace en el:

  • Énfasis en entender a Mr. Market, creador de divergencias entre precio y valor.
  • El hecho de identificar y comprar empresas no solo cotizando a múltiplos baratos sino de calidad.
  • Relevancia del ROCE y los márgenes.
  • Dejar que actúe la gravedad = dejar que el mercado actúe y el interés compuesto haga su trabajo.
  • A mayor calidad de las empresas es posible tener una mayor concentración de cartera sin incurrir en mayores riesgos a largo plazo.
  • La relevancia del horizonte de inversión.
  • Mayor rentabilidad de empresas con menor capitalización.

 

Sin duda El Pequeño Libro que aún Vence al Mercado ha influido en numerosos inversores notables. Estamos ante un libro sencillo y fácil de leer, recomendado por inversores como Francisco García Paramés o José Luis Benito de True Value, conceptos sobre la calidad de las empresas y su capacidad para reinvertir el capital a altas tasas son continuamente mencionados por Álvaro Guzmán en cualquiera de las entrevistas o declaraciones que realiza, seguramente yo me deje muchas cosas en el tintero sobre esta pequeña gran joya así que lo mejor que podéis hacer es leeros el libro y sacar vuestras propias conclusiones.

Si estáis interesados en adquirir el libro lo podéis encontrar en Amazon aquí, esta edición cuenta con los datos de los estudios más actualizados.

Si os ha gustado el post y queréis estar al tanto de futuras entradas podéis suscribiros al blog en la parte izquierda del mismo y si os parece que podría ser útil para alguien no dudéis en compartirlo.