Si alguien no necesita presentaciones en el mundo de la inversión es el conocido como Warren Buffett español Franciso García Paramés, value investor  con una trayectoria y un track record envidiables. Con una rentabilidad del 16% anual obtenida desde 1993 hasta 2014 frente al 7,8% por parte del Índice General de la Bolsa de Madrid estamos ante uno de los mejores inversores  ya no solo de España o Europa sino incluso a escala mundial.

Aprovechando el reciente lanzamiento de su propio fund 1 y que hace poco he terminado la lectura de su primer libro “Invirtiendo a Largo Plazo” voy a comentar en este post mis impresiones sobre el libro a modo de review personal desde el punto de vista inversor.

Voy a empezar un poco por la parte más “negativa”, he leído algunas críticas respecto del libro por parte de otros inversores, como por ejemplo su estructura y organización algo caóticas, reiteración de las mismas ideas a lo largo del libro sin entrar en nuevos puntos o que se trata más de un intento de promocionarse (como gestor estrella y a su nuevo fondo) que de aportar algo al inversor de a pie.

Sin entrar a discutir lo legítimo de estas críticas considero que todas ellas son erróneas en mayor o menor medida, si bien es cierto que quizás la organización y el estilo de escritura a lo largo del libro en ocasiones son algo mejorables, considero totalmente absurdo valorar un libro de inversión en función de estos parámetros ya que el objetivo principal de la lectura debería ser el contenido en si mismo y la posibilidad de extraer de el una enseñanza y la filosofía o aproximación de inversión del autor.

Quizás muchas de las ideas se repitan en cierta medida – no siendo tampoco novedosas – a lo largo del libro pero esto ya lo aclara el propio autor en la solapa de la contraportada:

El libro no pretende aportar grandes novedades en el proceso inversor, pues todo está inventado, pero en conjunto creo que tiene cierta coherencia que puede ser útil a los mas jóvenes e inexpertos que están empezando a invertir, y a los mas experimentados.

Seguramente esta sea una de las mayores virtudes de Paramés como inversor, el rehuir de las florituras para centrarse en lo sencillo, en lo que funciona de verdad. Como el mismo asegura huye de modelos cuantitativos de valoración, descuentos de flujos de caja, etc y se centra en realizar una análisis de la calidad global de los negocios que adquiere para posteriormente hacer una valoración mediante múltiplos sencillos.

Por último si uno de sus fines es promocionarse, está en su legítimo derecho y unos resultados envidiables le avalan. Es honesto a lo largo del libro recomendando diversas opciones para acercarse a la inversión por primera vez, empezando por la indexación más simple, pasando por la inversión “pasiva” + asset allocation, continuando por confiar en un gestor con resultados demostrables en el que confiemos para dejar por último la inversión directa en acciones para los más experimentados.

Realizada esta pequeña contra crítica particular voy a pasar comentar los puntos y características que mas interesantes me han parecido del libro.

  • Sencillez y cercanía.
  • Su más que conocida aproximación value.
  • La crítica al CAPM basándose en estudios empíricos, siempre es interesante ver puntos de vista distintos al mainstream.
  • La confianza en la regresión a la media de los valores también fundamentada en estudios empíricos.
  • Su foco en analizar la calidad de los negocios en todos sus aspectos: moat, deuda, equipo gestor y su alineación con los intereses de los accionistas, márgenes operativos, etc.
  • La justificación de la gran mayoría de tus tesis y afirmaciones sobre el mercado en datos contrastados y estudios empíricos, haciendo referencia a ellos.
  • Las menciones al behavioural finance y la relevancia de la psicología en la inversión.
  • El marco académico que emplea fundamentado en la Escuela austriaca 2
  • Estamos ante un autentico contrarian que destaca cualidades como la paciencia y el aislarse del ruido diario del mercado y las cotizaciones para centrarse en el análisis.
  • Su énfasis en la educación personal como una de las inversiones con mejor retorno, que particularmente me recuerda a la filosofía personal de Sprezza con su “always be investing”.
  • La cantidad de bibliografía presente a lo largo del texto y recopilada al final del mismo que sin duda puede ser empleada para continuar profundizando en el aprendizaje inversor.

En conclusión, pienso que “Invirtiendo a Largo Plazo” es un libro fácil de leer del que se pueden extraer muchas enseñanzas – algunas aparentemente obvias, no obstante realmente fundamentales – para poder invertir con éxito y que al mismo tiempo abre la puerta a mucho conocimiento gracias a su extensa bibliografía y diversas referencias a lo largo del texto.